viernes, 5 de octubre de 2018

Sonia y el ladrón de besos | Eva D. Island

Autor: Eva D. Island
Editorial: Urano| Titania
Año: 2018
Páginas: 224

Sonia, treintañera sensible e idealista, confiesa en una cena entre amigas que busca novio, después de que su chico de toda la vida la dejara casi en el altar. Ellas, Estefi, Carlota, Paz y Marta y Dany, su vecino gay, le darán consejos para encontrar al Príncipe Azul. Dieta, gimnasio, cambio de look, pensamiento positivo, plan renove interior…

Serán implacables en la crítica y generosas en la ayuda. Todas quedarán retratadas en un juego de rivalidades, con la amistad por encima de todo. Muchas lectoras pueden verse reflejadas en este grupo de mujeres que se han bautizado como Las pipicañeras ¿En qué piensan? ¿Cuáles son sus sueños y sus miedos? Nos desvelarán sus intimidades y sus secretos, un trozo del universo femenino en clave de humor.

Después de una noche loca en la que la protagonista conoce a Tripiquilabing, un chico misterioso que caza besos de tres en tres y antiguo bróker, ya nada será igual. Se sucederán las aventuras y los desencuentros en una carrera frenética por atrapar un amor imposible.

Una investigación trepidante, una noche romántica en alta mar, un asunto personal sin resolver y un duelo final entre el deseo y el corazón, cuyo premio es el hombre perfecto ¿Quién ganará? ¿Conseguirá Sonia su objetivo? ¿Qué tendrá que hacer para lograrlo?


Hola a tooodos! Ya es viernes!! Qué felicidad! ¿Ya tienen planeadas sus lecturas para este fin de semana? Espero que sí! Hoy les voy a compartir un libro que me llegó gracias a mis amiguitos queridos de Urano: Sonia y el ladrón de besos, de una vez les advierto que no me hizo feliz.

Todas queremos amor, amor escrito en minúscula, pero mayúsculo.

Como ya leyeron en la sinopsis, Sonia es una joven bibliotecaria que vivía en su cuento de hadas
hasta que poco antes de la boda el novio se fue, afortunadamente terminó con un pintoresco grupo de amigas a las que conoció gracias a que todas llevaban a sus perritos al mismo parque y se hacen llamar las “Pipicañeras”. Un día durante una cena Sonia les rebela que BUSCA NOVIO, pronto todas comienzan a dar consejos e indicaciones sobre lo que debe hacer, desde el cambio de look hasta el cambio de pensamientos.

1.Quererme más, mejorar la autoestima.
2.No obsesionarme.
3.Visitar a un psicólogo.
4.Renovar armario.
5.Sesión de estética y peluquería.
6.Dieta.
7.Gimnasio
8.Renovar ropa interior

Y hasta ahí todo muy bonito, pero la misma noche que le dan los consejos sale junto a Carlota de antro y ahí un chico guapetón les "roba" un beso, un beso triple para ser más exactos y ¿qué pasa con nuestra protagonista? SE ENAMORA DE ÉL, INSTALOVE, sí, así con mayúsculas porque estoy enojada y tecleando con fuerza, es que no podía ser peor! para empezar el punto 2: no te obsesiones,  se lo pasa por el arco, ves que el tipo viene de besuquear a un montón y como quiera te enamoras y aseguras que es Él, el indicado!! Qué demonios! es la cosa más ilógica.

Las mujeres nos hemos ganado nuestra libertad. Somos fuertes e independientes. Podemos hacer lo que nos dé la real gana. Podemos vestir como queramos. Nadie nos tiene que decir qué ponernos. Ni recriminarnos un escote ni decirnos con quién tenemos que ir y con quién no. Haz lo que te plazca. Vive en modo lío si te apetece. Disfruta. Él, el elegido, caerá rendido a tus pies cuando descubra como eres.

Sonia comienza a ponerse metas, metas que cumple, ella nota sus cambios, se siente mejor y cómo no! ha bajado de peso, su cutis cambia, su semblante, emocionalmente se siente mejor, pero cada que vuelve a pensar el chico de los besos se desquicia y toda su estabilidad emocional termina, o sea el discurso de mujeres que hacen lo que quieren no se refiere a acosar, robar información, ni perseguir como loca a un chico, se refiere a ser independiente, fuerte y no necesitar a alguien solo para sentirte mejor.

Lo había perdido de nuevo. Me prometí que nunca más me sucedería lo mismo. Sí el azar me daba la oportunidad de acercarme otra vez a aquel ladrón de besos al aire, iría directamente a por él.

Yo sé que es ficción, una comedia romántica, pero en verdad me molesta que te quieran dar el mensaje de “eres perfecta así” y luego te hagan mil cambios porque no era suficiente como te veías antes, eso está mal -Él, el elegido, caerá rendido a tus pies cuando descubra como eres.- exacto, cuando sea la persona indicada no le importarán tus "defectos" ni si te gusta usar siempre mezclilla y tenis, pero les aseguro algo, si al indicado lo acosan como al chico de este libro lo único que conseguirán será una orden de restricción.

Las amigas a mi parecer no aportan mucho, esperaba que ellas le presentaran a alguien o algo así pero nada, solo reuniones sin nada muy interesante, el amigo gay tampoco aportaba, solo hablaba de copas, de que la quería y de los chicos que le gustaban, el libro bien podría tratarse solo de Sonia y su obsesión por el chico de los besos. Solo hay una chica rescatable y es Estefi, toma el toro por los cuernos y va por lo que quiere.

Los sueños son para cumplirlos.

Tal vez Sonia es demasiado soñadora o fantasiosa para mi y eso que a mí me gustan las historias de amor, pero es muy molesto como se lleva esta historia, no es un amor sano, es obsesivo y enfermizo. Me hubiera gustado ver a una Sonia completamente reconstruida, fuerte y segura de sí misma que coincide con el chico de los besos de nuevo, pero no tuve nada de eso, al contrario fue una chica que literal perseguía a un tipo que conoció una madrugada que estaba medio ebria.



En general es una historia que entretiene, no esperen escenas románticas porque hay muy pocas, el final me pareció exagerado y no hubo plot twist interesantes, la forma de escribir de la autora es buena aunque había algunas expresiones que no entendía porque en México no las usamos, el libro es pequeño y para pasar el rato está bien, pero no esperen una historia profunda porque no la hay, a mí no me gustó mucho, pero para gustos los colores y tal vez a ustedes les pueda divertir. En fin, me cuentan si ya lo leyeron? ¡Feliz fin de semana!