lunes, 31 de julio de 2017

Hoy he visto al hombre de mi vida... #5

 





Hola a todas! Estamos terminando julio y aquí está la quinta parte de esta historia, gracias a todas por seguir leyéndola y por sus comentarios! 
Este sábado es mi cumpleaños y quisiera pedir recomendaciones de libros románticos, ya que ese será mi regalo, si me dejaran algunas sugerencias se los agradecería mucho!

Les dejo también los enlaces de las entradas anteriores de esta sección:

Parte #5

Después de ese beso me fui a casa, claro que iba en las nubes y si no me tropecé fue de puro milagro. Sebastián salió de la ciudad por lo que no podríamos hablar hasta el lunes por la mañana. Fue el día y medio más tormentoso de la vida, más tormentoso aún que esperar el resultado del examen que habíamos presentado. 


Les ha pasado que están haciendo cualquier cosa y recuerdan esos momentos de nervios o reviven en su mente el beso y cuando menos lo esperas estas ahí sonriendo como tonta jajaja bueno así estuve yo todo ese fin de semana. 



El lunes yo llegue primero que él al salón, para evitar tener que ser yo quien fuera a saludar, esperaría a ver su movimiento. Estaba yo con un grupo de amigas platicando cuando se abrió la puerta y no quise voltear estaba tan nerviosa que no sabía qué hacer, entonces él se acercó y me dio un beso en la mejilla y siguió hasta su lugar. Y creo que me puse roja como tomate, porque las demás no dejaron de burlarse de mi aaaaaaaaaaah, que tiempos, definitivamente es la mejor parte de las relaciones, el inicio, el coqueteo y los nervios por ver a la persona que nos gusta.

Días después Sebastián y yo salimos a comprar de comer a una facultad cerca a la nuestra, pero durante todo el camino sentía el ambiente tenso, más que de costumbre, les ha pasado que en ocasiones sienten que algo va a pasar, sienten el pecho oprimido o que es falta el aire y ya después de que esa cosa rara pasa se sienten mejor? bueno así me sentía yo, sentía que diría algo, pero nada!, entonces comienzan los miedos comunes: y si no le gustó el beso? y si realmente no quiere nada?, ya saben, cosas normales.

Caminamos durante un rato hasta que nos sentamos en unas banquitas, me tomo la mano, ya se imaginarán que hasta me ardía la cara, se acercó a mí, me miró a los ojos y me dijo -¿Me harías el honor de ser mi novia?-   Y en ese momento sentí que me explotaba el corazón.

Había esperado tanto por eso y solo pude decir -Si- y me besó. 



No puedo dar con la hora, o el lugar, o la mirada o las palabras, que asentaron las bases. Hace mucho tiempo ya de eso. Estaba en el medio antes de saber que había comenzado. – Jane Austen, Orgullo y Prejuicio.

Había esperado tanto, desde ese día que lo vi entrar al salón, y ahora todo lo que había querido en ese momento estaba pasando.




Y la cereza en el pastel, fue volver al salón, tomados de la mano y ver a Paola retorcerse de coraje, las cosas entre nosotras cada vez estaban peor y con esto me extraña que no se me haya ido encima.

Pero no podemos tener todo lo que queremos a la vez, y las cosas de nuevo se iban a complicar,  esta vez por quién menos esperaba.

Sus comentarios son lo más importante! ¿Les ha sucedido algo así? 
Esperen la siguiente entrada el próximo lunes!
Besos!