sábado, 2 de junio de 2018

El día que dejó de nevar en Alaska

Buenos días! Queridos lectores, es sábado y espero que estén en la camita mientras leen la reseña, yo posiblemente estoy dormida porque la dejé programada :p lo primero que debo decirles de este libro es: Deben leerlo, es hermoso! es una historia hermosa, llena de personajes adorables y la leen en un fin de semana. Gracias, gracias, gracias a mis amigos de ediciones Urano, los amo mil, mil, mil.

SINOPSIS
Un chico con el corazón de hielo. Una chica que huye de sí misma. Dos destinos que se cruzan.
Heather cree que solo hay tres cosas que sabe hacer: atraer problemas, salir huyendo y correr.
Así es como termina en Alaska, en un pequeño pueblo perdido, trabajando de camarera mientras
intenta llevar una vida nueva y tranquila. Su único problema es que uno de los dueños del
restaurante parece odiarla y que ella nunca antes ha conocido a nadie que despierte tanto su
curiosidad. Nilak es reservado, frío y distante, pero Heather puede ver a través de todas las capas
tras las que se esconde y sabe que en ocasiones hay recuerdos que pesan demasiado; como los de
sus propios errores, esos que intenta dejar atrás.

Pero, a veces, la vida te da una segunda oportunidad. La nieve empieza a derretirse.
Y todo encaja.

Ficha técnica:
Nombre: El día que dejó de Nevar en Alaska
Editorial: Titania
Autor: Alice Kellen
ISBN: 978-84-16327-39-3
Año: 2018
Idioma: Español

Heather es nuestra protagonista, será quién nos lleve por este viaje a Alaska, trae consigo mil inseguridades, traumas y enojos, decidió irse de su casa para dejar de hacer daño a su familia, y eso hace siempre, huir. De hecho se fue a Alaska gracias a un poster que tenía en su cuarto.

—Nadie desea ser un cascarón vacío y frágil, todos queremos ser el huevo y, a ser posible, con yema; es evidente que es la mejor parte.

El día que llegó a Inovak Lake conoció a John, un hombre mayor bastante huraño, que ama los perritos y los entrena, trata de convencerla de que se vaya pero al ver que no lo hará le recomienda ir a un restaurante a pedir trabajo de mesera y ahí conoce a Nilak y Seth, el primero amargado total, el segundo el amigo ideal.

Heather está tratando de iniciar de nuevo, pero Nilak no se lo pone fácil, pues no es muy amable con ella y pareciera que a nadie en el pueblo le agrada, pero hay alguien que si la quiere: Caos, uno de los perros que John entrena, es bien terco y hasta donde ella sabe... no aprende ni va a la par de sus hermanos, por lo que no será útil para competir, por algún extraño motivo él le toma cariño y ella a él, juntos hacen caminatas y salen a correr.


Se lo que es estar roto por dentro en pedacitos muy pequeños. Y se lo que es pensar que nunca conseguirás unirlos y sentirte entero de nuevo.

Hay dos personajes adorables, Sialuk, la prometida de Seth y Naaja su abuela, ambas le toman  muchísimo cariño a Heather, Naaja se preocupa por ella y Sialuk se vuelve una gran amiga, además de que tiene muchas novelas y ahora que Heather prácticamente no tiene nada que hacer se la pasa leyendo, y para su sorpresa le encanta.

Poco a poco la vida de nuestra protagonista comienza a tomar forma: jugar ajedrez con John (más bien él juega con ella pues apenas está aprendiendo), caminar con Caos, ir a trabajar, cruzar 5 palabras con Nilak y conversar con Seth, por las noches como no hay mucho que hacer se dedica a leer, su vida está en calma al fin, hasta que una noche unos jóvenes la atacan y Nilak la defiende, a partir de ahí ¡Se enamoran! ja ja ja no, mentira, no pasa eso, solo no la odia tanto.
Todos los que tenemos un corazón que late y siente, también tenemos defectos. Son cosas que van de la mano.

La relación con Nilak mejora, él la acompaña a casa por las noches ya que no quiere que le pase nada y Heather con lo parlanchina que es siempre le cuenta sobre las novelas que está leyendo, no recibe más que monosílabos y gruñidos, pero sabe que ambos disfrutan de la situación, ella de hablar y él de escuchar.

Quizás la vida es así, quizás la vida es como un libro en el que hay que ir pasando páginas, tropezando, aprendiendo, encontrando...

El tipo de relación que se va dando entre Heather y Nilak, es de esas que se van cociendo a fuego lento, que te llevan de la mano despacio y sin prisas, porque ¿cómo querer a alguien si no nos queremos nosotros mismos, verdad? Ahora que lo pienso la relación de Heather con todos es así, lenta pero sin pausa, algo de lo que más he disfrutado es su relación con Caos, el perrito más adorable del universo.

Dentro del libro hay una segunda historia, que es contada en un diario, es dulce y cautivadora que nos habla de una chica que ha conocido al amor de su vida, sus planes y sus sueños, y es hasta casi el final del libro que entenderemos porque la autora nos dio una historia extra.
Siempre quise creer que el amor era algo eterno y no dejo de preguntarme si el amor que dura menos- unos meses, unos años, un par de décadas-, es tan de verdad como el que se alarga toda una vida.

El día que dejó de nevar en Alaska es mi primer experiencia con Alice Kellen y fue fantástica, su pluma es sencilla y ligera, y a la vez profunda y llena de fuerza, hace que llegues a niveles de empatía sorprendentes, y se los digo: necesitarán muchos pañuelos desechables porque no van a parar de llorar. Sin dudarlo seguiré leyendo a esta autora,  la intensidad de la historia en cuanto a sentimientos es arrolladora, nos regala dos personajes rotos que deben superar su pasado si desean llegar a ser felices.

Te pueden romper el corazón hoy y te aseguro que si mañana leyeras esta historia volverías a creer en el amor verdadero, en que tendrás una segunda oportunidad de ser feliz, porque este libro va de eso, de segundas oportunidades, de amistad, de creer en ti mismo y de saber que allá afuera hay alguien esperando por ti.

No es justo que amar resulte tan doloroso

Le doy 5 estrellas a esta historia porque de verdad es hermosa, sacó todo mi lado romántico y todas mis lágrimas, lo recomiendo totalmente! Además que el escenario es mágico! Nos leemos en redes sociales donde les cuento un poco de mis nuevas lecturas! Mención especial para mi novio, me aguanto dos días lloriqueando mientras leía el libro, eres el mejor,  gracias por no oponerte a que me pase toda la tarde leyendo, te amo.

¿Le darán una oportunidad? ¿ya lo leyeron? ¿han leído algo de Alice Kellen?

Por cierto, les dejo el perfil de Pinterest por si quieren seguirme y los sigo de vuelta!