lunes, 30 de julio de 2018

Saltaré Las Olas - Elena Castillo

Autor: Elena Castillo
Editorial: Titania/Urano
Año: 2018
Páginas: 288

Imogen necesita alejarse de la persona que ha roto su corazón y de una familia que piensa que no es
capaz de cuidarse por sí sola, desea comenzar de cero. El problema es que no sabe cómo hacerlo porque se ha dado cuenta de que en verdad no se conoce a sí misma. Por ello, su mejor amiga lo organizará todo para llevarla consigo hasta Irlanda, donde le espera su primer puesto de trabajo en una residencia clínica como enfermera y una habitación de alquiler en una preciosa cottage a los pies de los acantilados de Howth, que compartirá con un joven pescador.

Nadie en el pueblo esperaba que Liam regresara después de tanto tiempo, pero él también se sorprende cuando al llegar se encuentra con que su familia ha metido a una inquilina en su casa. Mientras Imogen irá descubriéndose poco a poco con su “lista de nuevas experiencias”, su misterioso compañero de casa se volcará en ayudarla a conseguir todos sus retos, terminando por poner a prueba los sentimientos de su corazón.

Tres pacientes con mucho que aportar, un club de lectura con algo de magia y una amistad inquebrantable, enseñarán a Imogen que en la vida solo hay que saltar las olas.

“La mejor forma de curar un corazón es rescatar a otro”

Hola lectores! Estoy muy feliz porque ya casi es mi cumpleaños! El próximo domingo 5 de agosto cumpliré 28 primaveras, así que les agradecería mucho que me dejaran preguntas sobre lo que les gustaría saber de mí y las contestaré en un post especial el domingo. Ahora volviendo a los libros, este fin de semana comencé a leer Saltaré las olas de Elena Castillo, y les juro que no lo solté, es un libro tan bonito! Lo único que lamento es haberlo terminado tan pronto, dos días me duró, dos días!

Una sola palabra o un gesto pueden convertirse en estrellas que iluminan la oscuridad.

Imogen después de descubrir que su novio con el que tenía 8 años la ha estado engañando, se la ha pasado en depresión, afortunadamente su amiga Ava que vive en Irlanda la convence de ir a vivir allá, consigue un trabajo como enfermera y consigue alquilar una pequeña casa a un lado de un acantilado. Ah! Y es una casita sin tecnología, no televisión, no internet, no celular, lo único que hay es un teléfono.

Andrew la había anulado a lo largo de los años, o quizás era más justo admitir que ella se había dejado anular, pues en algún momento Imogen había dejado de ser ella.

La casita pertenece a la familia O´shea, específicamente a Liam, son una familia adorable, cuatro hermanos y un patriarca que no quiere mucho a Imogen porque es pelirroja y el señor es supersticioso, todos ellos se dedican a la pesca. El regreso de Liam es algo que sorprende a todos y bueno, él también resulta sorprendido porque no se esperaba tener que compartir su casa con una desconocida.


-No habría soportado sus caras de lástima y decepción. Soy la pequeña, ya sabes.
-¿Creían que no serías capaz de salir adelante sola?
-En realidad, ni yo misma lo creía-Imogen respiró aquel aire limpio y llenó sus pulmones con él. Miró a Liam recuperando la sonrisa y continuó-: Pero lo soy... soy suficiente.

Y ustedes pensarán, Liam será el chico rudo que la trata mal, no la quiere en su casa y aun así ella se enamora de él para que luego él se reforme ... Pues no! Nada más lejos, Liam es amable, bueno y muy servicial, no habla mucho y casi nunca está en casa, siempre trabajando, pero es súper hermoso. En el pueblo de Howth todos se sorprenden cuando Imogen dice que vive en esa casa y más cuando se enteran de que Liam ha vuelto. La relación entre Liam e Imogen es muy divertida, como ella trabaja de noche y él se va muy temprano al puerto casi no coinciden y se comunican dejando mensajes en una pizarra.

Era tan bonita que perdí la cabeza por ella y por algún motivo ella perdió el juicio, y se enamoró de mí.

Imogen trabaja como enfermera en un hospital, ahí habrá pacientes a los que les tomará mucho cariño y que tratará de ayudar a toda costa: una chica deprimida, otra con problemas de bulimia, un señor que no tiene familia y una hermosa señora que tiene alzhéimer, cada uno con una historia especial que te llegará al corazón. También, gracias a ella conoceremos la pequeña librería de Howth donde cada domingo hay un club de lectura amenizado por pastelitos y café, como un sueño, ojalá aquí hubiera algo así. Lo que Imogen nos cuenta de Irlanda, de sus vistas, su gente, simplemente de su casita hace que quieras sacar el dinero que tengas y tomar un vuelo directo a ese rincón del mundo. Ella logra descubrirse ahí y encontrar su mejor versión.

Así realizó una lista que nombró La mejor versión de mí:
-Pertenecer a algo
-Perder el sentido del ridículo
-Aprender a hacer algo nuevo, ¿cocinar?
-Asumir un riesgo
-Renovarme por dentro
-Volver a abrir mi corazón

Pero no todo es maravilloso, Imogen conforme trata a Liam descubre que hay algo que lo atormenta y va a ser todo un reto descubrir qué es, hay un momento en el que crees que ya ataste cabos y adivinaste lo que hizo que Liam se fuera y luego pum te lo sueltan y sientes que es horrible y luego cuando piensas que ya está pum, se te rompe el corazón.

Los personajes de la historia son todos adorables, no hay uno que te caiga mal, tanto los protagonistas como los secundarios evolucionan a un paso perfecto y te dejan muchas enseñanzas.
Ava es la amiga que no quieres perder nunca, apoya a Imogen a muerte.
Declan el hermano menor de Liam es muy lindo y juguetón.
Liam a pesar de un pasado muy triste es maravilloso, guapo, caballeroso, amable, trabajador con sueños y metas.
Imogen aún con el corazón roto logra ayudar a todos los que puede, ama su trabajo y su nueva vida.

Es la primer novela que leo de Elena Castillo y me enamoró, su manera de narrar y de hilar tramas me ha gustado mucho, su pluma es súper fresca y ligera, pasas 100 páginas sin apenas sentirlo, los personajes son muy cercanos y en ningún momento los sientes forzados.

Logra transportarte a Irlanda apenas abras el libro, de verdad que espero leer todo lo que ha publicado porque me gustó muchísimo, el romance que se desarrolla va lento, creciendo poco a poco hasta que tu corazón siente que va a estallar y luego la autora te lo estruja y pisotea y sientes que necesitas pañuelos! Hay momentos en que no pasa mucho pero no puedes parar, se lee en un suspiro. Ah sí! y tienen un perrito que te roba el corazón! (+1000 puntos)

La felicidad solo es real cuando es compartida

Le doy 4.5 estrellas a esta historia porque solo hubo una cosilla que no me terminó de convencer aunque fue un buen plot twist, recomiendo totalmente este libro si te gusta Irlanda, si amas las novelas románticas, si quieres desconectar y si buscas una lectura fresca con protagonistas que salen del cliché de "pobre chica insípida y chico rudo que se regenera".

De verdad creo que esta novela vale mucho la pena, mil gracias a Ediciones Urano por hacerme llegar el ejemplar, se queda entre mis favoritos del año, además tiene unas frases que te llegan directo al corazón y te demuestra que siempre se puede volver a empezar y que siempre puedes encontrar una mejor versión de ti.
 

Amar a alguien no significa tener que ser su sombra. Es desear querer hacerlo todo con esa persona, pero no necesitarla para hacerlo.

¿Conocían el libro? ¿Le darían una oportunidad?
Por cierto, aquí les dejo el tablero de pinterest!! Besitos y feliz inicio de semana!!