jueves, 1 de marzo de 2018

#UnAñoConJane : Sensatez y Sentimientos



Hola! Como ya les había contado antes me uní a la lectura conjunta de las obras de Jane Austen, gracias a que un grupo maravilloso de bloggers y booktubers se organizó y lanzaron la iniciativa #UnAñoConJane es que este 2018 muchas nos animamos a leer lo que teníamos pendiente con Austen, es internacional y no hace falta tener blog o canal de youtube, simplemente tener ganas de leer y usar el hashtag #UnAñoConJane.



Aquí les comparto las redes sociales de #UnAñoConJane
Facebook Instagram Twitter Y también les comparto el blog de AnaLi donde podrán encontrar más información sobre esta iniciativa.

También les quiero contar que al fin pude ver realizado uno de mis sueños, tener la colección completa de Jane Austen, fue mi regalo de San Valentín y en verdad no saben lo feliz que fuí, bueno que soy y seré por siempre!

Sinopsis:
Después de la muerte de su padre, las hermanas Dashwood quedan empobrecidas y, junto con su madre, deben mudarse a una casa en el campo para vivir más humildemente. Las mujeres, víctimas del egoísmo de la esposa del único hermano varón de la familia, tienen que adaptarse a las nuevas circunstancias, más austeras. En medio de esta situación, aparecen en la vida de las hermanas tres hombres y, con ellos, el amor, las pasiones contenidas, el desengaño y la madurez de Marianne y Elinor. Una verdadera obra maestra de la literatura inglesa de todos los tiempos.

La historia de las señoritas Dashwood comienza con la muerte del padre, quién las deja con una muy pequeña renta, pero confiando en que su hijo John vería por el bienestar de sus tres hermanas:
Elinor, Marianne y Margaret, y a pesar de que en un primer momento el hermano mayor tenía la intención de proporcionarles todo lo que necesitaran fue convencido por la arpía de su esposa, Fanny, de darles prácticamente solo apoyo moral.

Así las hermanas y su madre terminan yendo a vivir a una casita de campo que un familiar lejano les proporciona. Se despiden con mucha tristeza de la que fuera su casa y del hermano de Fanny, Edward Ferrars, quién a leguas se nota está enamorado de Elinor, lo que hace aún más difícil la partida.
Mamá, mientras más conozco el mundo, más convencida estoy de que jamás encontraré a un hombre al que realmente pueda amar. ¿Es tanto lo que pido?

Al cambiar de residencia, conoceremos a los Middleton, quienes le proporcionaron la casita en la que ahora viven, y a pesar de que la señora Middleton es algo insoportable, su marido es un hombre amigable y divertido, quien les proporciona dos amistades más, el Coronel Brandon, un hombre honorable y respetable (con 2mil libras al año), quién queda enamorado de Marianne, y la Señora Jennings, un personaje bastante curioso y divertido:
Sólo tenía dos hijas, a las que había llegado a ver respetablemente casadas y, por tanto, ahora no tenía nada que hacer sino casar al resto del mundo.

Al poco tiempo de instalarse en su casita de campo Marianne conoce a un caballero al que solo le falta la armadura, Willoughby, un joven guapo, adinerado, con los mejores modales y que aún sin quererlo termina convenciendo a todos su actitud, de que pronto habrá una boda, y de paso rompiendo el corazón del Coronel.

También llegan a Brandon Park unas jóvenes parientes de la señora Jennings, una de ellas Lucy, al saber que las hermanas de Fanny Dashwood(la esposa del hermano sin decisiones propias) se encuentran ahí, hace todo lo que puede por tratarlas, y sin que Elinor lo pueda evitar, Lucy le revela su compromiso con Edward Ferrars, el mismo que días antes había estado en su casa, y de quién ella seguía enamorada.

Ambas hermanas viven una decepción amorosa, y ambas lo afrontan de maneras distintas, Marianne por su parte se entrega a la tristeza y la desolación, Elinor por el contrario al saber que la revelación del compromiso fue hecha en secreto se esfuerza en no mostrar sus verdaderos sentimientos, y prefiere cuidar de su pequeña hermana, aquí es donde más claramente podemos ver reflejado el título de esta obra,  en Elinor encontramos toda la sensatez que a Marianne le falta, y en esta última todo el sentimiento que Elinor se niega a demostrar.

Al llegar a la parte final del libro vemos como las situaciones se van resolviendo, y aunque me gustó muchísimo, me hubiera gustado un poco más de intensidad en cuanto a los enamorados, ya que cualquiera pensaría que una de las parejas, al final, solo está por comodidad y no por amor.

Elinor era extremadamente comprensiva y poseía gran serenidad de juicio. Además tenía buen corazón, carácter afectuoso y encendidos sentimientos, aunque conocía diestramente el arte de gobernarlos.

Jane Austen, nos da una novela maravillosa, nos mantiene queriendo saber más, profundiza en los sentimientos de las hermanas, en las costumbres y en las decisiones que se tomaban para mantener un estilo de vida, te hace odiar a tantos personajes que es difícil decidir  quién es peor, por mi parte lo tengo claro, Lucy Steel, una arpía total.

Sensatez y sentimientos se escribió hace más de 200 años, pero los conflictos internos a los que nos enfrentamos, equilibrar el sentido y la sensibilidad siguen hasta la actualidad. 

Marianne por momentos me desesperaba mucho, quería que las cosas fueran a su manera y no toleraba a las personas que no apreciaban lo mismo que ella, Elinor por el contrario, sabía que todos podían tener opiniones distintas, y tal vez por ser la mayor es que veía todo más claro y fue mi favorita.

¿Ya leyeron esta novela? ¿Qué les pareció? Cuéntenme en los comentarios!