lunes, 26 de junio de 2017

20 Años de Harry Potter

 Semana dedicada a Harry Potter
Yo al igual que muchos disfruté durante años de Harry y sus amigos, lcreció a nuestro lado, lo vimos odiar a Malfoy y lo odiamos también, y seguro todos nos montamos en una escoba esperando que fuera la Nimbus 2000, por eso esa semana he decidido dedicarla a la Saga de Harry Potter, en conmemoración de los 20 años que lleva publicado su primer libro. Un día como hoy, pero de 1997 llegaba a las librerías de Reino Unido la historia de Harry Potter, un niño huérfano que vivía con sus tíos y su desagradable primo, hasta que un día descubre que realmente es un mago, y sus difuntos padres son leyendas... al igual que él. Harry Potter and the Philosopher’s Stone o Harry Potter y la Piedra Filosofal se convirtió en un fenómeno cultural que hoy en día sigue con la misma fuerza de hace dos décadas. Alrededor de ocho editoras rechazaron el libro de JK Rowling, hasta que la editorial Bloomsbury aceptó publicarlo y fue un fenómeno de ventas inmediato.  En 2001 tras el éxito de los libros la Warner Bros. lanza la película del mismo nombre, y el éxito es aún mayor,  recuerdo que tenía 10 u 11 años, y estaba ansiosa por ir al cine, y es que por favor! reto a que alguien venga y diga que no le habría encantado estudiar en Hogwarts!  Muchos niños y adolescentes tuvimos (tenemos aún) la esperanza de que algún día llegara la carta que nos cambiaría la vida.
Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el colegio interno Hogwarts de magia y hechicería. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco ... 
Les daré solamente una pequeña reseña del libro, ya que es demasiado conocido y la película no se despega mucho. Debo confesar que comencé a leer HP a los 25/26 años, seguramente  más chica los habría disfrutado aún más, pero eso no quita que la experiencia fue maravillosa, y se leen muy rápido.
Conocemos en un principio a los molestos tíos de Harry, y a su muy, muy odioso primo, quienes lo desprecian ya que sus padres eran "extraños" y creen que él es un estorbo.   Cuando Harry cumple once años llega la carta que marca su vida: La Carta de bienvenida a Howgarts, escuela de magia y hechicería. Una noche llega Hagrid, un mago -medio gigante que se encarga de explicar a Harry porque debe ir a Howgarts.  El cambio es hasta cierto punto difícil para Harry ya que en el mundo mágico él es una leyenda viviente, es el niño que sobrevivió al mago más cruel de la historia, Lord Voldemort: el-que-no-debe-ser-nombrado.
Camino al castillo de Howgarts conocerá a Ron y Hermione quienes se volverán sus amigos inseparables. El libro es realmente divertido, Harry tiene el poder de estar siempre donde no debe, por lo que siempre está en problemas. JK Rowling tiene el don de transmitir de un modo muy sencillo las emociones,  por lo que es muy fácil empatizar con todos... hasta con Malfoy y compañía.  Debo decir que hay momentos donde Harry es odioso, altanero y arrogante lo que hace que se meta en muchos problemas y te caiga un poco mal, pero pasa igual con todos, tienen sus cosas buenas y malas, Hermione es tan lista que en ocasiones termina fastidiando.
En este primer libro vamos conociendo junto a Harry todo lo relacionado a magia y tradiciones del mundo mágico, conocemos el deporte por excelencia de los magos que es el quidditch.
Desde el primer libro Harry va a interactuar con Voldemort, si, V O L D E M O R T, porque Harry no se anda por las ramas y se pasa las reglas por donde quiere. 
Nota aparte, Snape, en verdad es odioso! Es el típico maestro que te odia y se dedica a torturarte.
Es un libro magnífico, no importa la edad que tengas lo disfrutas muchísimo, Harry Potter y la Piedra Filosofal abrió paso a una de las sagas de fantasía más memorables de las últimas décadas, ha vendido más de 450 millones de copias y ha marcado a una generación, millones de niños crecieron junto con Harry y soñaron con ser el elegido.